Laura Bozzo-Televisa y la respuesta ciudadana desde las redes sociales

  Juan Manuel Velázquez Ramírez El jueves 19 de septiembre la conductora de Televisa Laura Bozzo bajó por una cuerda de un helicóptero del

 

Juan Manuel Velázquez Ramírez

El jueves 19 de septiembre la conductora de Televisa Laura Bozzo bajó por una cuerda de un helicóptero del gobierno del Estado de México (matrícula XC-MMP). Este aparato, durante dos días, fue puesto a su disposición y de su equipo de producción. Se le vio caminar entre el lodo, uniformada como rescatista, y dando órdenes sobre el tipo de tomas y locaciones que se debían utilizar.
El domingo 22 de septiembre la revista Proceso dio a conocer esta información en la web. Días después en su espacio radiofónico y televisivo Carmen Aristegui presentó una entrevista con la periodista del semanario Marcela Turati y el fotorreportero Eduardo Miranda, quienes dejaron en claro que la conductora construyó un montaje para simular ayuda en Coyuca de Benítez, Guerrero.
La conclusión que se obtiene en este espacio es clara: el gobierno del estado de México hizo uso indebido de los recursos públicos. En condiciones de existencia de una situación de emergencia nacional resultado de las lluvias provocadas por las tormentas Ingrid y Manuel, en este caso se privilegió el apoyo a una empresa televisiva para que construyera un espectáculo mediático, que se montó utilizando la necesidad de ayuda de las personas afectadas. Aspectos que resaltan de esta situación son los siguientes:
1. Las redes sociales virtuales han servido para visibilizar el otro lado de las prácticas de la empresa Televisa. En un video de YouTube se puede escuchar la manera en que una persona le dice a un niño: “¡Ponte los lentes, te ves más impactante con los lentes, prieto!”. También se puede observar la manera en que la gente es separada del trayecto de la conductora.
2. Al igual que ocurrió con la visita de Enrique Peña Nieto a la Ibero (mayo 2012), amplios sectores de la población han utilizado las redes virtuales para fijar su postura ante este caso. En su inmensa mayoría se manifiestan en contra de Laura Bozzo, de Televisa, y Eruviel Ávila (el gobernador priísta del estado de México). Esto ha llegado al punto que se ha comenzado a pedir la salida de la conductora de Televisa y del país. ¿El argumento? “Necesitamos más y mejores espacios para educarnos y no para embrutecernos más”, se señala, y que “sus capacidades se limitan a dar espectáculos día con día en la televisión”. Exigen que “un espectáculo tan corriente y empobrecedor como el que encabeza la señora Bozzo deje de gozar de un espacio en la televisión mexicana”.
3. Bozzo ha utilizado su programa televisivo y otros espacios mediáticos en esta coyuntura para presentarse como una persona “conocedora de la sierra” y “dispuesta a la ayuda”. Y aunque subestima las redes sociales (“a mí no me vengan con Twitter”, dijo), las ha venido utilizando para defenderse, construir una imagen favorable de sí misma, y adjetivar como “asalariados” a quienes le emiten críticas en estas redes. Por ejemplo, les dice “pagados” y que “dan asco”.
4. Gracias a la información que circula en espacios independientes y en redes virtuales, ahora se puede saber que Laura Bozzo pudo formar parte de la tripulación de ese helicóptero debido a la presunción de su relación con gobernadores y a una orden de alguien con rango superior. Un integrante del grupo rescatista Relámpago señaló: “ahora es un problemón, la verdad qué quemón nos pusieron por eso”. También ahora se sabe que ella dice que ha sido rescatista de Los Topos. Sin embargo, miembros de la Brigada de Rescate Topos Tlatelolco (BRTT) la desmintieron: “no conocemos de trabajo con @topos, en Perú o algún otro lugar; al que se refiere Laura Bozzo…”.
Se sabe ahora que ella, Laura Bozzo, es dueña de propiedades inmensas, valuadas en millones de dólares, además de ser accionista. Sin embargo, dice de sí misma: “soy de pueblo”, “de abajo, de barrio”. Asimismo, las redes virtuales han servido para que ciudadanos comunes utilicen estos espacios para difundir sus propios productos de manera libre, fijando su postura crítica a través de mensajes escritos y gráficos como los memes. O bien, como lo hace una jovencita llamada Mextli en un video que titula “Para Laura Bozzo con cariño”, le exige a esta conductora “respeto a sí misma”.
5. Ante los ataques, injurias y el “reto público” que Bozzo emitió desde su programa hacia Aristegui, la respuesta emitida en su espacio por la periodista ha sido contundente. Ante la intención de Bozzo de llevarla a pelear en su terreno –el espacio de Televisa, el método de la ofensa, el recurso del grito– esta última propone una salida con estas palabras: “a Televisa, que dirigen Emilio Azcárraga y Bernardo Gómez, le digo que cualquier solicitud en ese sentido (debate o réplica) la formule por escrito”. En el fondo de esta respuesta hay un hecho básico que esta coyuntura mediática saca a relucir, y es que este conflicto no es entre Aristegui y Bozzo, sino entre Aristegui y Televisa. Ni siquiera entre MVS y Televisa, como algunos pudieran sugerir. Bozzo es la voz de Televisa, no habla con su propia palabra, sino con el guión que le dictan los magnates de este monopolio televisivo. Aristegui no es la voz de MVS, ya que el conflicto que ella tuvo con esta empresa así lo dejó claro.
6. Habría que decir que lo que está en juego no es que Laura Bozzo se regrese a Perú. Muchas más Lauras vendrán a ocupar su espacio. Lo que realmente está en disputa es el derecho que los televidentes-ciudadanos tenemos de contar con medios que favorezcan el entrenamiento crítico y reflexivo; de tener acceso a una información significativa, válida y objetiva, que no dé cabida a que un reality show se presente como si fuera la realidad real; y de contar con la garantía que los recursos públicos se usen para beneficio colectivo, y no para construir espectáculos del engaño.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

La Jornada
La Jornada
siguenos en:

© Copyright 2013 La Jornada Michoacán. Todos los derechos reservados